“Internet es el pan y la sal, la herramienta básica de comunicación”

Posted on 3 febrero, 2011 por

2



Gestor cultural, organizador de eventos, agitador y activista, “todo a la vez”. Así es Daniel Simón, un emprendedor alicantino que sueña con mejorar el mundo y su entorno a través de la movilización cultural. Inquietud es la palabra que mejor le define: es fundador de Showtime Eventos, empresa que él mismo dirige como freelance, dirige la sala CAMON de Alicante, “un proyecto ilusionante”, escribe artículos en el diario La Verdad y ha editado un libro, “Diario de un Antimenfotista”, donde ha recopilado los 100 primeros textos publicados en su columna habitual.

Homo Digitalis: Gestor cultural, organizador de eventos, agitador y activista. “Todo a la vez” ¿Por qué?

Daniel Simón: Esos términos hablan de una misma actividad, dependiendo del ámbito en el que me esté moviendo. No es lo mismo cuando trabajo como freelance para una institución como la CAM, que cuando colaboro con alguna asociación con la que comparto sus fines, o cuando hago una actividad con el partido político en el que estoy afiliado. Lo que me gusta es organizar actos para mejorar el entorno en el que me encuentro. Cuando colaboro con una ONG, sin cobrar, porque me gusta, hago de activista cultural; cuando lo hago con un cliente, es ya una actividad profesional como gestor cultural. Es una bonita forma de diferenciarlo.

HD: Trabajas como freelance después de haber tenido una larga trayectoria en trabajos de rutinas fijas, ¿a qué se debió el cambio?

DS: Tras cinco o seis años trabajando por cuenta ajena me di cuenta de que necesitaba diversificarme, me quemaba hacer siempre las mismas tareas. Trabajaba en lo que me gustaba, pero había muchos proyectos que me llamaban la atención y mi empleo no me llenaba como persona ni como profesional. También me percaté de que el tema de los horarios funciona muy mal conmigo. Hay quien piensa que esto es propio de vagos, pero no: a mi me gusta trabajar, cumplir con mis compromisos laborales pero, a lo mejor, de 9 a 5 de la tarde no son las horas en las que soy más creativo. A veces es por la noche cuando saco adelante tareas de manera más efectiva. Cada persona funciona de una forma y los horarios se deberían adaptar, fíjate en empresas como Google, donde cada empleado tiene las llaves de la oficina y trabaja con su propio horario. Me atraía esa libertad que me da calidad de vida y creo que es algo que la empresa tradicional todavía no ha entendido.

HD: ¿Existen más ventajas en el ámbito profesional siendo freelance?

DS: Trabajando por cuenta ajena tienes tu sueldo, pero en momentos críticos donde se amontona el trabajo no te van a pagar más, a menos que tengas privilegios como el pago de las horas extras. Sin embargo, en la vida freelance, de autónomo, por cuenta propia, cuanto más trabajas más ganas. Más trabajo significa más clientes, o más horas para un determinado cliente, o más proyectos que idees para ofrecer. La libertad es la principal diferencia. Aunque también tiene sus pegas. Los autónomos hemos empezado a tener paro ahora, algo que antes no estaba. De todas formas, defendemos aquello de ‘sin riesgo no hay ganancia’. Insisto en que diversificarse en bueno.

“La libertad del freelance da calidad de vida, y es algo que la empresa tradicional todavía no ha entendido”

HD: ¿Qué importancia tiene Internet en tu trabajo?

DS: Es mi herramienta básica de comunicación, el pan y la sal. Si no tienes ordenador está fastidiado, pues todo está la nube, en Internet. En mi caso en concreto, CAMON es un proyecto orientado a Internet, puesto que todo se gestiona a través de la Red. Y, además, como autónomo que soy, es mi herramienta básica de promoción. De hecho, de momento he optado por no crear perfiles sociales de mi empresa, Showtime Eventos, sino que los hago de Dani Simón, de mí mismo, en los cuales cuelgo toda la actividad que llevo a cabo. He difuminado la frontera entre mi vida personal y profesional. Todo el mundo sabe lo que hago y de qué pie cojeo. Mi blog, por ejemplo, va enfocado a hablar de la cultura de Alicante, donde también cuelgo las columnas que suelo publicar en el diario La Verdad.

HD: ¿Cuál es tu labor en CAMON?

DS: Coordino la sala de Alicante, ayudo en la comunicación, redacto los folletos de las actividades y soy el productor de las mismas. También me encargo de dinamizar el uso de nuestros recursos a disposición del usuario. Tenemos, por ejemplo, equipos de grabación para que grupos noveles de Alicante graben sus videoclips gratis.

HD: En un chat digital con los lectores del Diario Información definiste la política cultural de Elche como “clara, con objetivos definidos y un criterio de programación y selección de actos coherente” ¿A qué te referías concretamente?

DS: Lo básico es definir unos objetivos, y la programación que luego propones debe estar en sintonía con esos objetivos, más si hay política de por medio, es decir, que la gente te ha votado porque les han gustado tus objetivos. A partir de ahí planteas el resto de actividades, y creo que en Elche se han hecho así las cosas: han apostado por la cultura vanguardista, han instaurado como brazo ejecutor el centro l’Escorxador, han apoyado la producción de artistas, han escuchado sus demandas, las tendencias musicales de los ilicitanos… Lógicamente, no satisface a todo el mundo, pero en Elche se ha hecho una programación coherente con los objetivos que públicamente se expusieron. En el caso de Alicante, y hablo de la Diputación y del Ayuntamiento, me da la sensación de que se improvisa. Nunca he visto unos objetivos claros, sino programaciones sueltas sin coherencia.

HD: ¿Cuál ha sido el mayor evento que has organizado o del que te sientas más orgulloso?

DS: Poner en marcha CAMON. No lo gesté yo, pero aportar mis ideas para sacarlo adelante, y ver como otras personas y empresas se van uniendo en vez de competir es magnífico. Por historia, también estoy muy orgulloso de las jornadas KulturCAM, que las organicé como primer paso para ser freelance, unas jornadas en las que analizamos tendencias de la cultura alicantina. Me las propuso Joaquín Manresa, director territorial de la Obra Social de la CAM, y me hicieron creer en mis capacidades. Las Jornadas Unicomic también me llenaron mucho, de hecho las sigo haciendo. He aprendido con todo lo que he hecho, soy licenciado en Historia, no tengo una formación de gestor cultural, pero desde que entré en la Universidad estuve dentro del consejo de alumnos y pude organizar varios actos, y descubrí que me gustaba.

“He difuminado la barrera entre mi vida personal y profesional. En Internet no promociono perfiles de mi empresa, sino de mí mismo”

HD: También formas parte de la candidatura de EU para las próximas elecciones. ¿Tu intención es cambiar la actividad cultural de Alicante?

DS: Sí, es mi proyecto personal, y en todos los ámbitos en los que trabajo intento llevarlo a cabo de alguna forma. La política tiene mala prensa en España, no estamos acostumbrados a que alguien te diga dónde milita, a quién cree y a quién vota. Pero hace tiempo pensé que si alguien no me quiere contratar por mis ideas, prefiero no trabajar con esa persona. Entonces, siempre es lo primero que digo, porque aunque yo no mezclo trabajo y política, sé que hay gente que sí.

HD: El año pasado publicaste “Diario de un antimenfotista”, una recopilación de columnas que habitualmente  escribes en La Verdad. ¿Qué pretendías con este libro?

DS: Que se visibilizase que el ‘antimenfotismo’ existe, es decir, que la gente vea que si te mueves es posible sacar adelante lo que desees. Hay gente que innova, que no sucumbe al desaliento en Alicante, y mi papel es un poco hacer ver eso. No tengo talento musical, ni arquitectónico, por lo que mi aportación modesta a la cultura ha sido ayudar a que esa gente innovadora se haya conocido, que no caminaran solos. De hacer tanto ruido, al juntar 100 artículos en este libro, las instituciones se han dado cuenta de que, al margen del mundo institucional, hay algo que se mueve. Ya tengo 175 columnas, y cuando tengamos 200 sacaremos un segundo libro. Aunque el objetivo no es sacar libros, sino que la cultura mejore.

HD: ¿Algún proyecto nuevo o ilusión en el horizonte?

DS: He organizado eventos de todo tipo, sólo me falta realizar uno deportivo. Me encanta el baloncesto, fui voluntario en el Eurobasket y me gustaría hacer algo relacionado con este deporte. También me gustaría hacer un concierto de Brian Wilson, mi ídolo musical. Es difícil porque no tengo la infraestructura para hacerlo y tiene un caché alto. Me gustaría, además, seguir subiendo peldaños. Igual que me encanta dirigir CAMON, me motivaría gestionar íntegramente la política de un centro de la provincia para ver si puedo alcanzar mi reto de proponer objetivos y los consigo mejorando la vida cultural.

Anuncios