“Para un libro electrónico no existen más barreras que las que le queramos poner”

Posted on 3 febrero, 2011 por

1



La distribución de los libros digitales en España está en pleno nacimiento. En el mercado de los e-books conviven páginas que facilitan libros de forma ilegal con iniciativas de la industria editorial como Libranda. Y en este ecosistema aparecen otras formas de entender las oportunidades que ofrecen las plataformas digitales e Internet a la difusión de la cultura y las ideas.

Un caso interesante es el del escritor Javier de Ríos Briz y su blog. En él divulga las obras o autores que ofrecen sus trabajos para la libre distribución, es decir, ofrece información sobre libros digitales legales (ya sea por decisión de los autores o por cese de la vigencia de los derechos de propiedad intelectual) para orientar a los ávidos lectores.

HD: En su Web presenta una declaración de intenciones en la que habla de “la marea del libro digital”, pero mientras que en Estados Unidos 2010 ha sido un auténtico maremoto, en España ha sido simple marejadilla. ¿Quién no está preparado? ¿Los escritores, los editores o los lectores?

JR: En España está bastante claro que si alguien falla son las editoriales, o más bien los grandes grupos editoriales. Probablemente en algún caso podríamos decir que hay autores que contemplan el fenómeno con cierto temor, pero también, y esto es una opinión estrictamente personal, creo que ese temor es inducido por la indecisión de la propia industria editorial.

HD: Comenta que los editores cierran los ojos para no ver la revolución. Estos se defienden con la creación de Libranda, ¿qué le parece dicho portal/herramienta?

JR: Para empezar ni siquiera deberíamos estar hablando de Libranda. Quiero decir, Libranda es tan sólo una distribuidora, hasta ahora nunca nos hemos preguntado quién se encargaba de distribuir los libros de nuestras editoriales y autores favoritos. Lo que habría que valorar son las otras dos patas de este taburete. Por una lado, habría que valorar qué políticas de precios están siguiendo todas y cada una de las editoriales integradas en Libranda y por qué todas optan por usar un DRM nefasto para la experiencia de compra, y por otro lado, habría que valorar, una a una, qué servicio nos están dando las diversas librerías online que se van asociando a Libranda para vender su catálogo.

HD: Este mismo portal sufrió una multitud de críticas, ¿cree que son errores propios de la inexperiencia de los editores o que está hecho con intencionalidad?

JR: Esa es le pregunta del millón de dólares. Hay quien dice que algunas decisiones son tan nefastas para las ventas que podría estar detrás la intención de no vender e-books para proteger las ventas de papel. Yo no me atrevo a decir tanto; si estoy seguro de que el miedo a cambiar el statu quo actual, más que la inexperiencia, tiene atenazados completamente a los editores.

HD: ¿Qué alternativas podrían ayudar a la penetración del libro digital en España?

JR: Yo apostaría por precios bajos  y sobre todo por no usar DRM, y mucho menos si como en el caso actual su uso supone que el proceso de compra sea complicado y además, ¡me parece una locura que todos los compradores españoles de un e-book le tengan que dar sus datos a Adobe!

HD: ¿Se pueden mantener los escritores y editores con e-books gratuitos o a 3€ como proponen muchos? En este sentido, me gustaría hacer referencia a esta idea expresada en su Web “…si un libro de un escritor actual les ha hecho disfrutar busquen la forma de recompensar al autor, ya sea mediante la compra del libro en papel, mediante donaciones en las webs…”

JR: Yo no soy ningún experto conocedor del mundo editorial, así que te respondo con tiento. Yo no diré nunca que hay un sólo modelo que pueda funcionar o se deba usar pero sí que es interesante que existan otras formulas al margen de la que actualmente impera en España. Sobre lo del e-book gratuito: os puedo exponer casos que demuestran que un escritor puede vivir de las ventas en papel mientras regala el e-book, lo que ocurre es que algunos adoptamos esta fórmula por otras razones. En cuanto a un precio bajo del e-book sí que estoy convencido de que puede ser más factible vender miles de libros a 5 euros que unos centenares a 18.

HD: Al fin y al cabo, usted es la ‘competencia’ y la alternativa a estas pegas que presentan los libros ofrecidos por los editores.  ¿Por qué decide recopilar los libros digitales gratuitos?

JR: Bueno, no me considero que sea competencia de nada porque al fin y al cabo sólo tengo un pequeño blog. Me decido a recopilar e-books gratuitos, siempre dentro de la legalidad, para servir como conexión a lectores que desean encontrar este tipo de libro y a autores que dan la descarga gratuita y desean ser encontrados y tener lectores. También incluyo en el blog libros que son gratuitos dentro de la legalidad porque sus derechos han prescrito. Quiero aclarar que en mi blog no doy descargas, ni tan siquiera enlaces a descargas directas. Yo lo que hago es reseñar blogs o webs de autores o editoriales que han decidido dar uno (o todos) sus libros de forma gratuita con la intencionalidad que sea.

HD: De su uso de libros legales se sobreentiende que no todo vale,  pero esta pregunta es obligatoria: ¿entiende que exista piratería en cuanto a libros digitales se refiere? ¿Lo aprueba?

JR: La piratería existe. A mí no se me ocurriría nunca facilitar a terceros el acceso a material protegido y no veo ético ganar dinero facilitando el acceso a material protegido, aunque no lo considero ilegal. Esto sólo se debería hacer con el consentimiento del autor/editor o cuando los derechos hayan prescrito. Ahora bien, creo en el derecho a la copia privada y  que el dueño de una copia privada pueda compartirla con quien desee porque es suya. Estoy convencido de que no se pueden poner “puertas al campo” y estoy radicalmente en contra de la conocida como “ley Sinde”.

HD: ¿Cree que aquellos que señalan a los usuarios como ‘piratas’ deberían realizar una labor similar a la suya facilitando las obras libres de derechos, con licencia Creative Commons, etc.? Sobre todo, en el caso de las instituciones como el Ministerio de Cultura.

JR: Yo no soy quién para decir a nadie lo que “debe” hacer, pero si animaría tanto a editores como a responsables políticos a buscar nuevas fórmulas de negocio y a probar, también, fórmulas nuevas en cuanto a la gestión de los derechos. También opino que cuando una obra sea subvencionada debería retornar a la sociedad como obra libre, mientras cuando se geste con dinero privado el tipo de licencia debería quedar a criterio del que se juega su dinero.

HD: ¿Cree que los libros digitales van a ayudar a una mejor difusión de la cultura?

JR: Sin duda. Para un libro electrónico no existen más barreras que las que nosotros le queramos poner.

Anuncios
Posted in: # Número 1, Freesoft