“El periodismo se ejerce bien si la participación del ciudadano se trata de forma profesional”

Posted on 3 marzo, 2011 por

1



Homo Digitalis entrevista a Pau Llop, fundador y director de Bottup, una Red Social de referencia de Periodismo Ciudadano. A lo largo de la conversación, este joven periodista nos habla de su empresa, su experiencia como emprendedor y sus reflexiones sobre el cambiante mundo del periodismo. Periodismo ciudadano, periodismo non-profit… ¿el futuro de la profesión?

Homo Digitalis: ¿Cómo alguien tan joven se lanza a una idea arriesgada?

Pau Llop: Porque no estoy bien de la cabeza y porque en realidad no es arriesgada. Arriesgado es nacer en Camboya o Sudán.

HD: ¿Te consideras más un periodista o un activista?

PL: Me considero un periodista al 100%, profesionalmente. Pese a ello, cuando no estoy trabajando soy un ciudadano como cualquier otro que también puede ser activista. Pero cuando estoy trabajando soy un periodista.

HD: ¿De dónde surge la idea?

PL: La idea nace durante el otoño de 2005, con el boom de los blogs y cuando los medios tradicionales en Internet ni siquiera permitían comentar sus noticias. Por enero de 2006 ya estaba condensada en un Power Point de 150 diapositivas. Con ella, me lancé a buscar ayuda sin saber lo complicado que es emprender, y mucho más si eres joven, sin ningún contacto, sin experiencia y con un proyecto digital. Tras varios meses y una visita frustrada a un capital riesgo donde tuve que explicar qué es un blog, en verano de 2006 decidí buscar compañeros y conseguí formar un equipo. Desde el verano hasta finales de año trabajamos en desarrollar técnicamente el sitio, proceso que se alargó mucho ya que los tres miembros del equipo entonces éramos periodistas y no expertos en programación Web. Finalmente, conseguimos salir el 30 de enero de 2007 en fase beta.

HD: ¿Cuál es el papel del periodista en Bottup?

PL: En el Bottup actual sí trabaja con nosotros en la Redacción, su papel es el de editor: contrastar, verificar, ampliar, corregir todas las informaciones que nos envían los periodistas ciudadanos, y luego publicarlas y moverlas. Si es un usuario de Bottup, su papel es el mismo que el de periodista ciudadano, aunque obviamente nos facilitará bastante nuestro trabajo al ser un profesional. En el nuevo Bottup que ya hemos definido y que estamos tratando de levantar eso será muy diferente.

HD: Para hacernos una idea de la labor que realizáis en Bottup, ¿qué media de noticias recibís diarias y cuántas de ellas publicáis o no?

PL: Una media de entre 5-10 y solemos publicarlas todas, el porcentaje de no publicación es muy bajo porque antes de rechazar una noticia hablamos con su autor, le explicamos por qué no se puede publicar, y él o ella mismo se dan cuenta, y entre todos mejoramos la noticia, la contrastamos bien y la acabamos publicando. También he de decir que desde hace tiempo mantenemos Bottup en un perfil medio con la intención de que no crezca mucho porque si en lugar de 5-10 nos llegaran 500-1.000 al día, obviamente no podríamos editarlas todas nunca. El nuevo Bottup será escalable y no existirá este problema.

“El periodismo ciudadano es un esqueje del Periodismo que le permitirá dar muchos más y mejores frutos. Que buena falta nos hace”

HD: ¿Cuánto trabajo supone mantener Bottup?

PL: A nivel económico, actualmente, entre servidores, recursos humanos y otros gastos derivados, alrededor de 3.000 euros al mes. Esto se sufraga gracias a la actividad de Nxtmdia, cuyos beneficios mantienen Bottup. Cada cliente que contrata a Nxtmdia.com está haciendo posible la existencia de Bottup.com. Esto también cambiará con el nuevo modelo.

HD: Se puede hablar mucho del periodista ciudadano,  pero ¿cuál crees que su papel en la comunicación actual?

PL: Desde mi manera de entender el periodismo, éste se ejerce bien si la participación del ciudadano se trata de forma profesional y no como una fuente más de contenidos. Para mí la mejor definición sería simplemente: “Periodistas profesionales trabajando conjuntamente con los ciudadanos en entornos dotados de herramientas tecnológicas al servicio de la información”. De esta manera el medio se concibe como plataforma, el periodista como uno de sus operarios y el ciudadano el usuario de la misma. El periodista en este rol produce con la audiencia. Es lo que hacemos en Bottup. Cuando un usuario nos hace llegar un artículo lo editamos y marcamos los cambios que hemos hecho para que el lector lo sepa. En muchas ocasiones contactamos directamente con el usuario para explicarle los cambios introducidos, solicitarle más información, datos de sus fuentes, etc. Para mi el periodismo ciudadano es un esqueje del Periodismo que le permitirá dar muchos más y mejores frutos. Que buena falta nos hace.

HD: Periodismo cívico o periodismo de servicio. ¿Es el futuro del periodismo?

PL: Sí. Creo que el periodismo como ejercicio primario implicado en un proceso de negocio lucrativo y con márgenes entre el 15 y el 25%, a medio plazo tiene un futuro difícil y a largo, desolador. Es muy sencillo de entender: si tú vendes pan en tu panadería y la gente sólo lo puede comprar en tu panadería o en otras panaderías, hay negocio. Si de repente resulta que todo el mundo vende pan, ¿mal futuro, no? Por otro lado, estamos de acuerdo que el pan es un alimento básico y necesario, que no debería dejar de producirse con unos estándares de calidad. Entonces, ¿quién hace falta en el sistema? ¿El panadero que hace el pan o el empresario que tiene una cadena de panaderías para ganar mucho dinero vendiendo un pan que ya no se compra? El panadero y el pan serán siempre necesarios. Es necesario el periodismo y el periodista profesional que haga el mejor pan posible con la ayuda de todos esos miles de nuevos ‘panaderos amateurs’ que desean dar a conocer su propia harina. Lo otro, la industria tal cual ha sido hasta hoy, no. Eso sí, queda por ver cuál será el modelo de negocio que permita a esos periodistas profesionales vivir de ello.

“El periodismo se ejerce bien si la participación del ciudadano se trata de forma profesional y no como una fuente más de contenidos”

HD: ¿Wikileaks cambia todo el esquema incluso en Internet?

PL: No. Wikileaks no cambia nada en Internet, simplemente ha llevado a la práctica una de las potencialidades de Internet. Lo que ha cambiado es el “chip” de gran parte de las sociedades, sus políticos, y sus medios. Pero lo que ha hecho Wikileaks se podría haber  hecho mucho antes y mucho mejor. No le quito ningún mérito, porque cambiar el chip de las sociedades y sus gobernantes es algo realmente muy difícil. Eso sí, tras el ‘boom’, ahora toca pensar: ¿Cómo mejoramos los sistemas de filtración? ¿Por qué no distribuir las futuras filtraciones entre una red mundial de periodistas para que éstos las traten de forma distribuida? ¿Por qué “morir” en los medios de siempre, con sus intereses y agendas?

HD: Coméntanos algo sobre el ‘periodismo non-profit’.

PL: Desde mi punto de vista, es una de las vías más despejadas en el camino hacia la supervivencia de esta profesión. Va a ser muy difícil que en el futuro sea un empleado a cuenta ajena como un simple oficinista. Es fundamental que encontremos una vía non-profit: que el periodismo sea sin ánimo de lucro no quiere decir que el periodista no genere ingresos para él, quiere decir que de los ingresos que genere la actividad periodística, ni un céntimo de euro será para comprar empresas por intereses políticos o pagar bonus y sueldos a Consejeros Delegados. Se trata de buscar vías de financiación del buen periodismo en grupo o individual: crowdfunding, donativos, patrocinios, servicios relacionados a terceros… Personalmente la que veo más factible consiste en montar pequeñas empresas o cooperativas que aprovechen el enorme conocimiento que generan y construir con él productos que puedan vender. Hay que crear puentes con los stakeholders potenciales y trabajar en esa línea.

Anuncios