“Iniciamos este proyecto para demostrar que hay otra manera de hacer cine”

Posted on 3 marzo, 2011 por

1



¿Imaginas producir un largometraje con más de 2600 productores que aportan ayuda a partir de 2 euros? ¿Una película realizada por un equipo de 30 personas  pero miles de colaboradores repartidos por todo el mundo? Nicolás Alcalá, Carola Rodríguez y Bruno Teixidor crearon Riot Cinema y llevaron a la práctica el sueño de hacer una película como ‘El Cosmonauta’, toda una revolución en la forma de hacer cine. Hemos hablado con el director del film y uno de los ideólogos, Nicolás Alcalá. 

Homo Digitalis: Lo suyo es saber vender el proyecto, han exprimido al máximo las opciones de Internet (comunidad, redes sociales, concursos, feed-back, etc.), ¿hay que ser un nativo digital para atreverse?

Nicolás Alcalá: Mentiría si dijera que no es bastante importante. Pero hoy en día hay tanta gente que entiende Internet y tiene ganas de hacer cosas que es tan fácil como contar con alguien en tu equipo que pueda aconsejarte.

HD: Su forma de financiación es especialmente peculiar, ¿Cómo descubren el Crowdfunding? ¿Funciona realmente? ¿Hay apoyo de la gente?

NA: Creo que el primer proyecto que conocimos fue ‘Iraq for sale o puede que ‘Age of Stupid’. Nos entusiasmó la idea porque para proyectos pequeños es fantástica. Para proyectos grandes, como el nuestro, no puede ni debe ser la única vía de financiación. Pero lo más importante del crowdfunding no es el dinero sino la comunidad que se crea alrededor de la película. Todos nuestros productores, cuando hablan de la película no hablan de una ‘peli’, sino de SU ‘peli’, y esa es la mejor publicidad que puedes tener, nos encanta.

HD: Ustedes fomentan la participación del público en su comunidad como productor, como colaborador, como anunciante… ¿es errónea la concepción de los espectadores como mero sujeto pasivo?

NA: No es errónea, es obsoleta. Hoy en día es suicida no aprovechar la oportunidad que te brinda Internet de conectar con tus seguidores. Nosotros lo tenemos presente y reflexionamos sobre conectar con el público.

HD: ¿Se nota la retroalimentación con el público?

NA: Se siente cada día, es alucinante.

HD: Se deduce de su proyecto que apoyan la difusión de la cultura libre, ¿Cree que toda la industria podría adaptarse a este modelo?

NA: Absolutamente. La propiedad intelectual y el copyright son un invento reciente, y sin embargo todos sabemos quién pintó la Capilla Sixtina o la ‘Mona Lisa’. Y de una u otra manera sus autores fueron remunerados.

La tecnología, especialmente Internet, ha cambiado muchos paradigmas. Es un buen momento de replantearse si los antiguos siguen teniendo sentido hoy. Y las licencias abiertas son un buen primer paso para eso.

HD: Usan licencias Creative Commons Atribución y compartir igual, se va a permitir editar, copiar, mezclar. Mucha parte de la industria no ha entendido que una de las esencias de la Red es justamente esto.

NA: Lo acabarán entendiendo. Lo que es una lástima es que lo comprendan finalmente forzados por las circunstancias y no porque hayan entendido las enormes posibilidades que tenemos hoy. Vivimos un momento privilegiado para los creadores y para la industria que los sustenta, sólo hay que saber entenderlo.

HD: Una pregunta inevitable es respecto a la Ley Sinde, ¿cuál es su opinión al respecto? ¿Creéis que vuestro proyecto sirve como ejemplo de que existen alternativas?

NA: La Ley Sinde es un sinsentido. Lo pongan como lo pongan, no soluciona ninguno de los problemas que pretende solucionar ni de aquellos que se queja la industria. La solución pasa por ofrecer alternativas, cambiar el modelo, adaptarse a la nueva forma de consumir contenidos de nuestros espectadores y darles lo que quieren, como lo quieren, donde lo quieren y cuando lo quieren. No hay más.

A nosotros nos gusta más hacer que decir. Por eso iniciamos este proyecto. Para probar que había otra manera.

HD: Tuvieron la oportunidad de reunirse con Álex de la Iglesia, ¿pudieron exponer su modelo? ¿Qué reacciones se dieron?

NA: Sí, en parte sí, aunque lo importante no es exponer el nuestro, sino convencer a la industria de que hay que probar otros modelos, los que sean, pero que vuelvan a conectar con el público. Si perdemos eso, estamos perdidos. En general todos los que estaban en la reunión nos conocían y nos ratificaron como uno más de los posibles modelos. Creo que Alex fue el más sorprendido, lo cual no deja de ser curioso porque estoy convencido de que si él intentara algo parecido le iría muy, muy, muy bien.

HD: Destaca la transparencia de información en sus ideas ¿se puede mantener la transparencia en el cine? ¿No se pierde la magia?

NA: Hasta ahora no nos ha sucedido… Muchísima gente ha decidido no leer el guión o no ver el trailer para no saber nada hasta ver la película. Cada cual elige, pero nos parecía crucial que estuviera todo a disposición de todos. Nos ha traído muchísimas más cosas buenas que malas, desde luego.

HD: Quizás, muchos aficionados al cine jamás habían visto un guión, ustedes brindan la oportunidad de seguir todo el proyecto.

NA: Podrán seguir el proyecto desde el principio hasta el final. Se podría decir que estamos contando dos historias a la vez… La de un cosmonauta ruso que se pierde en el espacio y la nuestra. ¡Y ambas son interesantes y dignas de ver!

HD: Todo este proyecto sería imposible sin Internet.

NA: Sin duda. Sería completamente diferente.

HD: ¿Cuáles han sido sus principales apoyos?

NA: Hemos tenido muchísimos apoyos, desde las miles de personas anónimas que nos siguen a gente muy conocida (cineastas como Nacho Vigalondo, cosmonautas, astronautas, instituciones, empresas…) Ha sido absolutamente increíble y emocionante.

HD: ¿Y los mayores impedimentos?

NA: Las trabas han sido muchas menos de las que esperábamos y eso ha sido estupendo, aunque sí hemos encontrado mucha reticencia de los inversores y las grandes televisiones y productoras. A todas las entusiasma el proyecto pero suelen desconfiar.

HD: Cuentan con la ayuda del Museo de Aeronáutica y Astronáutica, de astronautas en misiones soviéticas, etc. ¿la labor de documentación ha sido ardua?

NA: Mucho, pero emocionante a la vez. Probablemente hemos leído todo lo que se ha escrito sobre cosmonautas perdidos y la carrera espacial soviética. ¡Al final nos hemos convertido en expertos en el tema!

HD: Su presupuesto simbólico (2 euros) no limita la creatividad, el planteamiento de la película es muy ambicioso ¿se puede conseguir todo con imaginación y ganas?

NA: Podremos responderte a esto cuando hayamos terminado la película, pero algo nos dice que sí…

HD: Realmente son ustedes unos valientes cosmonautas como Stan (el protagonista de la película), se han lanzado a una aventura hacia lo desconocido…

NA: Y tanto… sólo esperamos no perdernos en el espacio.

HD: Por ahora parece que no están ni perdidos ni solos en el espacio, las críticas de la prensa y la recepción internacional han sido buenas, ¿lo esperaban?

NA: Absolutamente no. El proyecto ha ido muy por delante de nuestras expectativas todo el tiempo. Mentiría si dijera que no tiene muchísimo trabajo detrás y una estrategia muy medida para lograrlo, pero la verdad es que el éxito nos cogió por sorpresa.

HD: ¿Invitaría a jóvenes con buenas ideas a intentar una aventura como la suya?

NA: Sin dudar. Somos una generación que tuvo la suerte de crecer con anuncios muy buenos de un par de marcas de deporte que nos metieron una idea en la cabeza: “Just do it” y también “Impossible is nothing“, invito a seguirlas.

HD: ¿Para cuándo está planeado el lanzamiento del film?

NA: Probablemente para el principio de 2012, aunque podría ser un poco antes.

Anuncios