De compras por Internet

Posted on 13 mayo, 2011 por

1



Según el informe de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), el comercio electrónico en España se incrementó un 27% en 2010 con respecto al año anterior, lo que supone una cifra récord de más de 7.000 millones de euros. Esto demuestra que el sector se encuentra en auge y que empresas y comerciantes tienen en Internet una estupenda plataforma para vender todo tipo de productos, con un menor coste y de una forma cómoda y sencilla, aprovechando las ventajas que ofrece, por ejemplo, la supresión de los costes derivados de un negocio tradicional. Pese a ello, los españoles aun somos reacios a comprar por Internet, bien porque no dominamos este mundo o por el miedo a las amenazas que subyacen tras la Red, algo que nos sitúa a la cola del resto de países europeos.

shopping-online./ conexioncentral.com

Según los últimos datos de la consultora líder en investigación de mercados, basada en paneles de consumo Kantar Worldpanel, uno de cada cinco hogares ya hace la compra por Internet. El informe también desvela que nos gastamos una media de 62 euros en cada compra hecha por Internet, cuando el gasto medio de las cestas fuera de la Red en 2010 fue de 49 euros. En España, el volumen de negocio del comercio electrónico ha aumentado de forma significativa, llegando a superar en el año 2009 los 150 millones de euros en compras y más de 160 millones en ventas. Los datos del Ministerio de Industria reflejan que los productos y servicios más demandados en el año 2010 fueron billetes de transporte (50,4%), reservas de alojamiento (45%), entradas a espectáculos (35,5%), ropa y complementos (17,8%), libros (14,3%) y servicios de Internet (10,9%). El número de  empresas que apuestan por este comercio ha ido creciendo en los últimos años, siendo las relacionadas con los sectores de la informática, servicios financieros y transporte y comunicaciones las que más lo utilizan.

Carles Molina, director de la empresa HostingSpain, especializada en proyectos web, e-commerce y e-learning, señala que “una de las ventajas del comercio electrónico es que te ahorras los principales costes que tiene una empresa tradicional, como el alquiler del local, suministros o incluso sueldos, quedando reducidos al mínimo”. Para Molina, “no importa qué producto ofertes, todo es viable en Internet”, aunque apunta que para conseguir el éxito “la empresa o comerciante debe enfocar su idea a la novedad, cosas que la gente necesita pero que no las encuentra en las tiendas habituales”. Añade que para una empresa “es fundamental la promoción y el posicionamiento, tanto en la web como en las redes sociales”. Sin embargo aun son muchos los problemas por los que los españoles no utilizamos los servicios del comercio electrónico, algo que atribuye a la “tardía implantación del ADSL en nuestro país y a la falta de educación en la red”. Esto se traduce, según Molina, “en la desconfianza y el miedo a que nos tomen el pelo por Internet”, algo que asegura “debemos superar”.

Parte de este escepticismo está relacionado con los problemas de seguridad que se perciben en algunas transacciones con los bancos y el aumento de las estafas en las compras. Un ejemplo lo encontramos en el llamado ‘phishing’ o suplantación de la identidad en la Red, basado en obtener datos de los usuarios, tales como cuentas bancarias, números de tarjeta o claves personales, donde el timador se hace pasar por una empresa u organismo público para hacer creer a la víctima que la información la proporcionan al la web oficial del banco o empresa. Las estafas por su parte, son otro de los inconvenientes a la hora de utilizar la Red para la compraventa de productos, ya que en ocasiones, el producto que compramos es falso o no se corresponde con el que nos habían ofertado.

online-shopping./ cecomercio.wordpress.com

Para Alejandro Soler Leguey, presidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Elche y Comarca, JOVEMEC, la falta de confianza a la hora de comprar por Internet “es muy grande, especialmente la gente a partir de 45 años, a quienes les cuesta mucho utilizarlo”. Señala que “en Europa la gente está más acostumbrada a trabajar vía Internet con bancos, compraventa, trámites…, pero en España cuesta mucho, sobre todo la compra” y piensa que el motivo es la “falta de confianza” y problemas como el mencionado ‘phishing’ que, según Soler, “contribuye al retraimiento de la gente”. Sin embargo, está convencido de que el problema no es tal y que “quien lo prueba repite”. Hace autocrítica y considera que, pese a estar subiendo el volumen de negocio de este comercio, la Comunidad Valenciana está “más atrasada que la media española”. Ve necesario “que la gente se vaya convenciendo cada vez más”, algo que asegura, “se producirá conforme vaya subiendo la edad de la gente que ya lleva tiempo implantada en Internet”. Este empresario cree que “hay una tendencia a elegir el producto a través de Internet y, a continuación, acudir a la tienda a comprarlo”, y cree que la solución pasa por “dar el paso para que la gente lo vea y lo compre a través de la Red”.

Esto en cambio no ocurre en las grandes empresas a nivel internacional, siendo algunas de ellas como Ebay, principal referencia de la compraventa online. El gigante Google no ha querido quedarse atrás y ha puesto en marcha ‘Google Shopping’, su propia tienda de comercio virtual, donde adquirir todo tipo de productos, desde cámaras fotográficas hasta cochecitos de bebé, pasando por corbatas o aspiradoras. Una de sus ventajas es que no tiene coste ni por alta de artículos ni comisiones de ventas y que ofrece la posibilidad de comparar productos o escuchar recomendaciones de otros usuarios, lo que dota de un gran atractivo a las compras.

comercio.jpg

Un informe de Oracle y ATG revela que 3 de cada 10 consumidores en Estados Unidos han hecho una compra a través de un dispositivo móvil. Esta práctica se conoce como M-Commerce, y poco a poco, se está convirtiendo en una práctica habitual. Por edades, los que más los utilizan oscilan entre los 18 y 34 años (56%), seguido de personas de entre 35 y 54 años (43%) y finalmente los mayores de 55 años (19%). Según un estudio de Google e Ipsos OTX MediaCT, la búsqueda de productos a través de estos dispositivos suele acabar en ventas. Generalmente se utiliza para servicios personalizados o comprar una entrada de cine sin necesidad de esperar colas. El auge de estos dispositivos electrónicos móviles, no ha hecho sino impulsar este comercio, que en los próximos años prevé aumentar sus ventas un 13%, lo que hace presagiar que el 2011 será el año para el despegue del comercio electrónico a través del móvil.

En pocos años dejaremos de lado las bolsas del supermercado para subirnos al carro de las compras por Internet.

Despiece: Dinero virtual
Anuncios